MATTA

Roberto Sebastián Antonio Matta Echaurren, más conocido como Matta, fue un arquitecto, pintor, filósofo y poeta chileno. Partícipe y renovador del surrealismo, además de un personaje decisivo en el grupo de artistas del expresionismo abstracto de los años 40.

Nació en Santiago de Chile el 11 de noviembre de 1911 (11.11.11), cifra que utilizará con frecuencia en su carrera artística. Su colegiatura la realizó en el colegio Los Sagrados Corazones de Santiago. En cuanto a sus estudios universitarios, los cursa en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Chile, en la cual elaboró un proyecto de tesis titulado “La liga de las religiones”. Este consistía en una serie de bocetos de edificios, los cuales tenían formas de mujeres en diversas posiciones.

Luego de titularse de arquitecto, viajó a Europa en un barco mercante. En su estadía en Portugal conoció a Gabriela Mistral, la cual era cónsul en aquel país. La poetisa le brinda ayuda, albergándolo por tres meses en su hogar. Posteriormente Matta viaja a París y en su permanencia, en el país europeo, trabaja en el taller del arquitecto Le Corbusier.

En el viejo continente, además conoce a grandes artistas como Salvador Dalí, René Magritte y Andrés Breton, este último es considerado como el padre del surrealismo. Precisamente fue Breton quien estimuló al artista chileno, valorando su trabajo e introduciéndolo en el cí¬rculo de los principales miembros del movimiento surrealista de Parí-s. Durante este perí¬odo entabló amistad con prominentes artistas contemporáneos europeos como, Picasso y Marcel Duchamp. En este periodo, el artista produjo ilustraciones y artí¬culos para el periódico surrealista Minotaure.

Un momento decisivo para la carrera artí¬stica del Matta se produce en 1938, cuando pasa del dibujo a la pintura en óleo, técnica que lo hará muy famoso. Este momento coincide con su viaje y residencia en Estados Unidos, que se prolongará hasta 1948. Sus primeras pinturas evidenciaron la ruta artística que tomará el pintor, entre las que destaca “Invasión Nocturna”. En este periodo creativo, uno de sus sellos característicos es el uso de patrones difusos de luz y gruesas líneas encima de un fondo particular.

Durante la década siguiente, su pintura reflejaría el perturbador estado de la política internacional, utilizando imágenes de máquinas eléctricas y personajes atormentados. En 1960 introduce arcilla en sus obras, agregándole dimensión a su distorsión.

El trabajo de Matta experimentó distintas formas de expresión artí¬sticas, incluyendo producciones de videos como Système 88, fotografí¬a y otros.

En 1990 recibió el Premio Nacional de Arte; en 1992 se le otorgó el Premio Prí¬ncipe de Asturias de las Artes; y en 1995 obtuvo el “Praemium Imperiale” en la categorí¬a de pintura.

Falleció el 23 de noviembre de 2002 en el puerto italiano de Civitavecchia. El pintor fue sepultado en Tarquinia, en una cripta ubicada bajo su casa.